• facebook-ico
  • twitter-ico
  • googleplus-ico
  • linkedin-ico
  • youtube-ico
  • instagram-ico
  • pinterest-ico
605 907 508

¿QUÉ DEUDAS PRESCRIBEN EL 7 DE OCTUBRE DE 2020?

¿Qué es la prescripción?

Establece el artículo 1930 del Código Civil que “Por la prescripción se adquieren, de la manera y con las condiciones determinadas en la ley, el dominio y demás derechos reales. También se extinguen del propio modo por la prescripción los derechos y las acciones, de cualquier clase que sean”.
Es decir, que por haber transcurrido cierto período de tiempo, especialmente un plazo legal se adquieren ciertos derechos reales (Como la propiedad) o se extinguen derechos, responsabilidades u obligaciónes.

Prescripción de deudas.

Entre esas acciones (Llanamente, la posibilidad de acudir a los juzgados a reclamar) que se extinguen por prescripción están las acciones para el cumplimiento de las obligaciones o deudas entre particulares  o con empresas procedentes de un contrato o una venta de un producto o la prestación de un servicio.

Los plazos de prescripción esas acciones se regulan en el Código Civil. Y aunque ya me referiré a ello de forma más amplia en otro artículo posterior, simplemente señalar que el artículo 1964.1 fija en veinte años la duración de la acción hipotecaria. El 1966 establece que por el transcurso de cinco años prescriben las acciones para exigir el pago de pensiones alimenticias, de arrendamientos sean éstos de fincas rústicas o de fincas urbanas y de otros pagos que deben hacerse por años o en plazos más breves. Y el artículo 1967 fija en tres años el plazo de prescripción de las acciones para el cumplimiento de las obligaciones siguientes:

-. La de pagar a los Jueces, Abogados, Registradores, Notarios, Escribanos, peritos, agentes y curiales sus honorarios y derechos, y los gastos y desembolsos que hubiesen realizado en el desempeño de sus cargos u oficios en los asuntos a que las obligaciones se refieran.
  
-. La de satisfacer a los Farmacéuticos las medicinas que suministraron; a los Profesores y Maestros sus honorarios y estipendios por la enseñanza que dieron, o por el ejercicio de su profesión, arte u oficio.
  
-. La de pagar a los menestrales, criados y jornaleros el importe de sus servicios, y el de los suministros o desembolsos que hubiesen hecho concernientes a los mismos.
  
-. La de abonar a los posaderos la comida y habitación, y a los mercaderes el precio de los géneros vendidos a otros que no lo sean, o que siéndolo se dediquen a distinto tráfico.

Finalmente, el artículo 1968 fija en un año la duración de la acción para exigir la responsabilidad civil por injuria o calumnia y por las obligaciones derivadas de la culpa o negligencia de que se trata en el artículo 1.902 (Daño causado por acción u omisión, interviniendo culpa o negligencia, conocida como responsabilidad extracontractual).

Y para el resto de obligaciones que no tienen un plazo especial establecido legalmente, el artículo 1964.2 del Código Civil establece que “Las acciones personales que no tengan plazo especial prescriben a los cinco años desde que pueda exigirse el cumplimiento de la obligación. En las obligaciones continuadas de hacer o no hacer, el plazo comenzará cada vez que se incumplan”.

Modificación del artículo 1964 del Código Civil.

Pero este plazo no ha sido siempre de cinco años.

La redacción original del artículo 1964 del Código Civil (Que data de 1889) era la siguiente: “La acción hipotecaria prescribe a los veinte años, y las personales que no tengan señalado término especial de prescripción, a los quince”.

Pero la disposición final 1 de la Ley 42/2015, de 5 de octubre, de reforma de la Ley 1/2000, de 7 de enero, de Enjuiciamiento Civil modificó el texto, cuya redacción actual es:
  
“1. La acción hipotecaria prescribe a los veinte años.
  
2. Las acciones personales que no tengan plazo especial prescriben a los cinco años desde que pueda exigirse el cumplimiento de la obligación. En las obligaciones continuadas de hacer o no hacer, el plazo comenzará cada vez que se incumplan”.

Como se suele decir, antes del 7 de octubre de 2015 todo el mundo contaba con que podía o le podían reclamar una deuda en un plazo de quince años. Pero todo cambió y la reducción fue drástica: de quince a cinco años.

¿Qué pasa con las deudas anteriores a la modificación del artículo 1964 del año 2015?

La propia Ley 42/2015, vino a solucionar tal cuestión. Para ello, recogió una transitoria, la quinta, que venía a regular el régimen de prescripción aplicable a las relaciones ya existentes, señalando que “El tiempo de prescripción de las acciones personales que no tengan señalado término especial de prescripción, nacidas antes de la fecha de entrada en vigor de esta Ley, se regirá por lo dispuesto en el artículo 1939 del Código Civil”.
  
Y, si acudimos a dicho artículo 1939 del Código Civil, éste nos dice que “La prescripción comenzada antes de la publicación de este Código se regirá por las leyes anteriores al mismo; pero si desde que fuere puesto en observancia transcurriese todo el tiempo en él exigido para la prescripción, surtirá ésta su efecto, aunque por dichas leyes anteriores se requiriese mayor lapso de tiempo”.
  
¿Qué quiso decir el legislador de 2015 al hacer una referencia a un precepto que se refiere, como ya hemos dicho, al año 1889? Muy simple: que al igual que ocurrió en el momento de la publicación del Código Civil, las relaciones comenzadas u obligaciones nacidas antes de la entrada en vigor de la Ley 42/2015 (El 7 de octubre de 2015) tendrán un plazo inicial de prescripción de quince años, pero después de esa fecha, de no haber transcurrido el plazo de quince años entre el 7 de octubre de 2015 y el 7 de octubre de 2020 (Aquellas obligaciones nacidas entre el año 2000 y 2005), llegadas a esa fecha todas se extinguirán. Es decir, la acción para exigir el cumplimiento de obligaciones nacidas con posterioridad al 7 de octubre de 2005 se extingue el 7 de octubre de 2020.

Por tanto y como resumen, podemos señalar cuatro momentos diferentes de extinción de las obligaciones personales que no tengan otro plazo de prescripción establecido, según el momento de su nacimiento:

1.- Las nacidas antes del 7 de octubre de 2000: ya estaban prescritas antes de la entrada en vigor de la Ley.

2.- Las nacidas entre el 7 de octubre de 2000 y el 7 de octubre de 2005: habrán prescrito ya o prescribirán a los quince años de su nacimiento (Como máximo el 6 de octubre de 2020).

3.- Las nacidas entre el 7 de octubre de 2005 y el 7 de octubre de 2015: prescribirán todas el 7 de octubre de 2020.

4.- Las nacidas después del 7 de octubre de 2015: prescriben a los cinco años.

¿Qué hacer si alguien tiene con nosotros una obligación o deuda de las reguladas en estos preceptos?
     
De no haberla reconocido el propio deudor voluntariamente, lo que según el artículo 1973 del Código Civil interrumpe la prescripción (Se para el plazo y vuelve a contar desde cero), también podemos interrumpir la prescripción mediante alguno de los sistemas que recoge el mismo artículo: reclamarla judicialmente, mediante la oportuna demanda o papeleta de conciliación; o, al menos, extrajudicialmente, por correo certificado, burofax, requerimiento notarial, etc.
     
Si tiene una deuda que reclamar o cualquier duda acerca del tipo de deuda que usted tiene, a favor o en contra, o acerca del plazo de prescripción de la misma, póngase en contacto con un abogado.
     
Ernesto de Benito Sanjuán
Abogado en Guadalajara